El modelo de comunicación cambia porque el mundo cambia. Cambia la forma de informarse, de comunicarse, y cambian las personas, más críticas, más exigentes, y con herramientas para influir. Pero el diálogo será siempre la esencia de toda comunicación, y poner en valor factores competitivos mediante conceptos de comunicación potentes continuará siendo el reto.